Entrevista a Cynthia Cano Candel

 

_K0A0738.jpg

A pocas horas de la espectacular puesta en escena de Bailaora de Postín, hablamos con la murciana Cynthia Cano y aún resuenan en nuestra mente las emotivas palabras que nos dedicó, ante nuestras preguntas.

P. – Quién es Cynthia Cano.
R.- Cynthia Cano es una bailaora murciana de 24 años de edad, que se inició en el baile siendo muy pequeña y que tuvo la suerte de encontrarse con solo ocho años con María Dolores Ros, mi profesora de toda la vida, pero que no cortó mi vuelo y muy por el contrario me hizo conocer a quien yo admiraba, Eduardo Serrano “El Güito” y a partir de ahí, comencé a tomar clases con la mayoría de los grandes maestros de este país. Mientras tanto, mi profesora algo debió notar en mí y me propuso participar en un concurso de baile para niños muy conocido por aquellos años y por donde han pasado muchos artistas hoy consagrados, el Veo- Veo de Teresa Rabal, el cual gané.

Y fue en ese momento que les dije a mis padres…”Papis, yo voy a ser bailaora”, ni enfermera, ni profesora, bailaora para recorrer todos los teatros del mundo. Así de sencillo y a la vez complicado fueron mis inicios, puesto que tuve que compaginar los estudios del Conservatorio Profesional de Danza con clases especializadas en flamenco con mi maestra y con muchos otros maestros reconocidos a nivel nacional e internacional como Merche Esmeralda, Milagros Mengíbar, Carmen Ledesma, Javier Latorre, Manuel Reyes, Alfonso Losa, La Tati, María Juncal, Concha Jareño, Gala Vivancos, Antonio Canales, Farruquito y muchos más.

Mientras nos contaba su inquieta vida, no paraba de mirar el móvil, nada raro en estos tiempos para cualquiera que se precie de estar al día y en permanente contacto con la realidad. Realidad que para Cynthia estaba en ese instante más cerca de sus compañeros y de su artista invitado que estaban a punto de llegar a Murcia desde Jerez, Córdoba y Sevilla, que de nosotros. Pero su capacidad de concentración hizo que la artista nos respondiera a todas las preguntas con gran honestidad, sencillez y amabilidad.

P.- Qué es para ti el flamenco.
R.- En realidad parece que esta pregunta tiene una respuesta fácil, pero no es así. Evidentemente, sería muy fácil decir que es una forma de vida y otras expresiones muy usadas para tal menester, pero como quiero ser muy honesta resulta difícil expresarla muy sintéticamente. En primer lugar, el flamenco es arte, un arte que remueve las emociones, frente al sonido de una guitarra o el cante de las distintas voces, porque las hay para todos los gustos; natural, afillá, rajá, laína, redonda, fácil, de falsete, flexible, impostada, grave, aguda, vibrante, estridente, armoniosa, viril, con donosura, ronca, rota, ruda, baja, alta, de pecho, ligera etc., y ocurre que lo que te remueve, te hace sentir casi siempre algo nuevo, distinto.

Ello nos permite una libertad única y genuina a la hora de expresarnos y esto también hace al flamenco muy diferente a cualquier otro estilo. Por tanto, para mí el flamenco es libertad, un lenguaje que permite ser único y exclusivo, y por supuesto, eso se lleva más de la mitad de mis energías, de mi vida, quiero decir que queda poco tiempo para dedicarle a otras cosas, pero no creas que eso me molesta, no.  Los que amamos el flamenco, lo sentimos como un algo maravilloso al que dedicarse día a día en alma y cuerpo.

En este punto de la entrevista, ya estábamos empezando a entender, sino el flamenco, si  a los artistas como Cynthia que son profundas y se entregan por completo, y bien que lo notamos, se expresaba con contundencia, enfatizando cada cosa que decía y a veces ello puede ser bueno pero, también  malo, y se lo preguntamos.

P.- Cynthia tienes fama de romperte en el escenario, de expresar mucho… (me corta y dice)

R.- Puedes decirlo, que expreso más de la cuenta o que resultó hasta cierto punto falsa, a que sí era eso lo que querías decir.

P.- Bueno no tanto, pero se acerca bastante.

R.- Mira todos los que me conocen de verdad, conocen mis defectos y mis virtudes, pero precisamente en mí no existe la falsedad, se me nota todo, fíjate de pequeña reía continuamente, a veces sin motivo, y alguna vez escuche que era impuesto, fabricado y desgraciadamente aprendí a  reír menos, pero ahora ya más adulta nadie ni nada me quitará la sonrisa. Y lo mismo ocurre en mi manera de sentir y de ver el flamenco, tal como lo veo y lo siento, lo expreso, porque yo soy así y punto. Muchas veces excesiva, otras con carácter, muy luchadora, como tantas mujeres de mi generación, y a la misma vez, soy mimosa, cariñosa e intento ser buena gente, espero que aquellos que no simpatizan con mi forma de bailar, lo valoren. Por otro lado, hay que decir que la personalidad que tenemos cada uno nos hace diferentes, y eso es bueno y necesario dentro de este arte, al menos no somos clones.

El tiempo transcurría y Cynthia estaba cada vez más nerviosa y eso como bien dice ella se le nota por más que lo intente disimular. Disculpándose,  nos pidió unos minutos para llamar a Francisco José Suárez, El Torombo,  que era  el único de los artistas que no se había puesto en contacto con ella, en el transcurso de una hora, como veis le gusta tener todo bien atado, estaba pendiente de él. Le dije, tranquila Cynthia  esta tarde la tengo dedicada al flamenco y a ti. Después de unos minutos regresó, nos ofreció algo de beber y reanudamos la entrevista.

P.- Entonces, a tenor de lo anterior ¿tú eres una bailaora distinta?

R.- Hombre como todas, (risas) y todos. Nadie es igual a nadie, en la vida cotidiana podemos tener gustos similares, algunos rasgos físicos parecidos, pero iguales no. Lo mismo pasa con el baile flamenco, yo tengo mis referentes y aunque no se trata de imitar, siempre hay algo que se asemeja a tu referente. Pero te vuelvo a repetir que en esencia todos somos distintos,  y hay también está la riqueza del flamenco que es el estilo donde se acentúa más esa característica. Mi querido Joaquín Sanjuán me dijo una vez siendo pequeña, trabaja muchas horas, pero muchas y muchas más y busca tu sello, eso te hará ser artista, no sé si famosa, pero si artista.

P.- ¿Pero tú buscas ser famosa?

R.- Mira no te voy a negar que cuando era pequeña hasta los 12 o 13 años, sí lo pensaba y lo decía, pero los años me fueron haciendo comprender que ser famosa no es lo importante y muy por el contrario, con ello también se pierde mucho, y a veces se paga un precio muy alto que yo no quiero. Yo solamente, quiero vivir de lo que me gusta que ya es un privilegio y disfrutar yo y con mi gente.

P.- Dime a quién envidias de tu generación,  por lo que ha conseguido.

R.- Uyyy,  que incisiva eres, te juro que no envidio a nadie, mi madre me enseñó de pequeña a querer y valorar lo que tengo, soy incapaz de sentir envidia, al menos de esa mala, mi profe  de la que siempre hablo y con la que comparto gran parte de mi tiempo, también me lo ha enseñado y nunca me lo ha dicho, pero  como ella tampoco es una persona envidiosa, es algo que tengo bien aprendido, por pura imitación.

Ahora, sí puedo sentir envidia sana, por el talento enorme de Rocío Molina, también siento una gran admiración por la forma de bailar de Belén López, o a Gema Moneo por su baile gitano, pero lo juro no siento envidia, me encantaría bailar algún día con ellas.

 P. – Cynthia háblame de eso, me refiero a la diferencia de lo gitano y lo payo.

R.-  (Entre risas me dice) Te aconsejo que veas algunos videos de Alejandro Villaescusa, un cantaor payo que canta muy bien gitano. Bueno eso es otro tema complicado porque, existen muchas posiciones distintas, claro los gitanos defienden su estilo, su manera de decir el cante, y los payos que somos nosotros estamos constantemente, en ese entredicho, por parte de los gitanos,  de que si bailamos bien o no. Lo cierto es que siempre han existido en el flamenco lo payo y lo gitano y no seremos nosotros los que cambiemos el asunto. Lo que, si tenemos que hacer es respetarnos, porque entre todo el flamenco ha crecido y está donde está.

Ahora, si me preguntas con qué estilo disfruto más, muero con el cante bien hecho al margen de si es gitano o payo, ciertamente, hay algo en el cante y el baile gitano bien dicho y hecho, que es insuperable, por ejemplo, muero con el baile de Farruquito que quita el sentió, y del Choro, Manuel Reyes y de Canales.  Y cuando está bien hecho y dicho el cante y el baile payo, muero con el baile de Alfonso Losa, de Javier Latorre, de Leonor Leal, de Mónica Fernández, Eva Yerbabuena o el cante, de Carmen Linares, Encarna Anillo, Arcángel, Tejada, etc. Y como esto al final es cuestión de gustos, pues no hay más que decir.

Vamos a ir terminando, que me da a mí que esta mujer está cada vez más preocupada y lo disimula bien, pero no tanto como ella cree. Después de esta charla, he aprendido dos cosas de Cynthia Cano, que es una joven mujer emprendedora, porque además de ser bailaora acaba de terminar su carrera de Periodismo, y que no se corta con nada ni nadie, se explica bien, describe todo con auténtica precisión y por descontado iremos a verla y ya os diremos si como artista nos ha llegado.

 P.- Cynthia antes de terminar este cuestionario dinos a qué aspiras en la actualidad, cómo ves tu futuro.

R.- En la actualidad, estoy luchando mucho por buscarme un hueco en este arte. Mira que es difícil y me ponen muchos escollos, porque esto es por escalafón y hasta que no llegues, no has llegado, de forma que  tanto las situaciones, como algunas personas que no voy a nombrar por respeto no me lo ponen fácil y soy consciente de ello, sé que será así y cada vez más. Pero no pienso rendirme, porque aquella niña de 8 años que le dijo a sus padres que quería ser bailaora, 16 años después sigue queriendo serlo y si cabe con más ganas y agotaré hasta el último cartucho que me quede en la vida para que mi profesión siga siendo esta que tanto amo, el baile, al menos… (con una sonrisa de la que ya nos hemos acostumbrado) hasta que mi cuerpo me lo permita.

Y claro que tengo momentos de duda y de bajón fuertes, pero estoy rodeada de gente que me quiere y apoya y me dan fuerzas y ánimo para seguir luchando y creando proyectos en solitario y proyectos con grandes compañeros tanto de la Región de Murcia como de nivel nacional.

P.- Gracias Cynthia ha sido un placer realizarte esta entrevista. Hasta la próxima.

R.- Gracias  a ti, me he sentido muy cómoda y te pido disculpas por mis nervios. Aquí estoy para cuando quieras.

Con la entrevista finalizada de Cynthia Cano bailaora, aún nos quedaba  lo mejor, verla  en plena acción, ver a esa Bailaora de Postín que tanto ha dado qué hablar y ahora seremos nosotros los portavoces de un verdadero espectáculo de postín.

cynthinitaInicia Cynthia su Bailaora de Postín  rememorando a   la legendaria Pastora Imperio, para ello abre la primera parte  cuyo título es Capote, con unos Tientos Tangos, con un espectacular manejo del sombrero de ala ancha, prosigue  unas Bulerías muy bien            cantadas por Juan Núñez Peña y una Soleá con transición a Soleá por Bulerías que la            Cano de manera soberbia dibuja  en el redondel del espacio escénico, con una maravillosa bata de cola negra, y un mantón de esos de gran greca y flecos que solo pueden moverlos aquellas que siguen la escuela de la Imperio o de Milagros Mengíbar. Pero a este gran despliegue de talento hay que sumar su espectacular manejo del capote, un capote de 15 kilos que mueve como un verdadero torero, acompaña la hazaña, el gran Torombo, bailaor sevillano de la escuela de los Farrucos, inmenso en su compás y derroche de sabiduría en el ruedo del arte de bailar.

jijhijiji21055071_1070775873025913_9052161299880968289_o.jpgTientos-Tangos

28827203_921781824638940_6780440809870852710_o.jpgSoleá- Soleá por bulerías

cynthiiiii

 

Esta imagen muestra el dramatismo con la que Cynthia Cano realiza un Taranto, palo que la murciana maneja a la perfección, y que le llevó a disputar el Desplante en la final del Festival del

Cante de las Minas 2012.

Previo al taranto, abre la bailaora la segunda parte de Somorrostro, que corresponde a la gran Carmen Amaya y lo hace con un recitado flamenco que da muestra de las dotes de rapsoda de la Cano, brillante en las formas y en la colocación de la voz.

En la tercera parte titulada Triana, se rinde un homenaje a la figura de Matilde Coral y El Negro, el mejor  bailaor por bulerías y marido de Matilde. Con ella, llegan unas bonitas y bien ejecutadas Alegrías, con bata y mantón como mandan los cánones de la Escuela Sevillana. Y la murciana las bordo, con un despliegue de elegancia, entre mudanzas y jueguecillos, la Cano firmó sentencia y dejó claro quién es. Una bailaora inmensa, repleta de grandes recursos dancísticos, técnicos y dramáticos, es en resumen una artista completa, bailaora refinada y una gran persona.

El saludo de Cynthia con el elenco al completo,  recibió la ovación del respetable que llenaba el Auditorio del Caes de Torre Pacheco, aplausos que duraron algunos minutos. En gratitud, Cynthia Cano dejó una pataíta por Bulerías, que hizo las delicias del público que permaneció en el recinto con el fin de saludar a los artistas y de manera especial a la bailaora. Amenazamos con volver, allí donde Cynthia este.

28947735_921781891305600_2314747652672178611_o.jpg

 

Vídeo promocional De Alfa a Omega

Vídeo promocional Bailaora de Postín

Bueno, ya conoces un poco más a esta joven murciana con puro arte bailando y con los pies en la tierra… Muchas gracias Cynthia por tu profesionalidad y por tu sincera y agradable entrevista……

Entrevistamos a: Cynthia Cano Candel.

El Club del Ocio – Magazine

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s