HIPERTENSIÓN.

32668997_10155068117765904_28056809436610560_n

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo. Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta.

Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica. El número inferior se llama presión arterial diastólica. Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mm Hg).

Uno o ambos números pueden ser demasiado altos. (Nota: Estas cantidades aplican a personas que no están tomando medicinas para la presión arterial y que no están enfermas.)

Una presión arterial normal es cuando la presión arterial es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces.
Una presión arterial alta (hipertensión) es cuando la presión arterial es de 140/90 mm Hg o mayor la mayoría de las veces.
Si los valores de su presión arterial son de 120/80 o más, pero no alcanzan 140/90, esto se denomina prehipertensión.
Si tiene problemas cardíacos o renales, o si tuvo un accidente cerebrovascular, es posible que el médico le recomiende que su presión arterial sea incluso más baja que la de las personas que no padecen estas afecciones.

CAUSAS.
Muchos factores pueden afectar la presión arterial, incluso:

La cantidad de agua y de sal que usted tiene en el cuerpo
El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos
Sus niveles hormonales
Usted es más propenso a que le digan que su presión arterial está demasiado alta a medida que envejece. Esto se debe a que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Cuando esto sucede, la presión arterial se eleva. La hipertensión arterial aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal o muerte prematura.

Usted tiene un riesgo más alto de sufrir hipertensión arterial si:

– Es afroamericano.
– Es obeso.
– Con frecuencia está estresado o ansioso.
– Toma demasiado alcohol (más de un trago al día para las  mujeres y más de dos para         los  hombres).
– Consume demasiada sal.
– Tiene un antecedente familiar de hipertensión arterial.
– Tiene diabetes.
– Fuma.

La mayoría de las veces no se identifica ninguna causa de presión arterial alta. Esto se denomina hipertensión esencial.

La hipertensión causada por otra afección o por un medicamento que esté tomando se denomina hipertensión secundaria y puede deberse a:

* Enfermedad renal crónica.
* Trastornos de las glándulas suprarrenales (como feocromocitoma o síndrome de Cushing).
* Hiperparatiroidismo.
* Embarazo o preeclampsia.
* Medicinas como las píldoras anticonceptivas, pastillas para adelgazar y algunos                 medicamentos para el resfriado y para la migraña.
* Estrechamiento de la arteria que irriga sangre al riñón (estenosis de la arteria renal).

SÍNTOMAS.
En la mayoría de los casos, no se presentan síntomas. En la mayoría de las personas, la hipertensión arterial se detecta cuando visitan a su proveedor de atención médica o se la hacen medir en otra parte.

Debido a que no hay ningún síntoma, las personas pueden sufrir cardiopatía y problemas renales sin saber que tienen hipertensión arterial.

La hipertensión maligna es una forma peligrosa de presión arterial muy alta. Los síntomas incluyen:

*Dolor de cabeza fuerte.
*Náuseas o vómitos.
*Confusión.
*Cambios en la visión.
*Sangrado nasal.
*Pruebas y exámenes.

Un diagnóstico temprano de presión arterial alta puede ayudar a prevenir enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares, problemas visuales, y enfermedad renal crónica.

Su proveedor medirá la presión arterial muchas veces antes de diagnosticarle hipertensión arterial. Es normal que su presión arterial sea distinta según la hora del día.

Los adultos de entre 18 y 39 años deberían medirse la presión arterial:

Cada 3 a 5 años, si la presión arterial fue menor a 120/80 mm Hg en la última medición.
Todos los años si usted tiene presión arterial alta, diabetes, enfermedad cardíaca, problemas en el riñón, u otros trastornos, mídase la presión más a menudo.
Los adultos de 40 años o más deberían medirse la presión al menos una vez al año.

Las lecturas de la presión arterial que usted se toma en su casa pueden ser una mejor medida de su presión arterial actual que las que se toman en el consultorio del proveedor.

Cerciórese de conseguir un tensiómetro casero de buen ajuste y de buena calidad. Debe tener el manguito del tamaño apropiado y un lector digital.
Practique con su proveedor para corroborar que esté tomando su presión arterial correctamente.
Usted debe estar relajado y sentado algunos minutos antes de tomar la lectura.
Lleve el tensiómetro casero a sus citas médicas para que su proveedor de atención pueda verificar si está funcionando correctamente.
Su proveedor llevará a cabo un examen físico para buscar signos de cardiopatía, daño en los ojos y otros cambios en el cuerpo.

También se pueden hacer exámenes para buscar:

* Niveles altos de colesterol.
* Enfermedad cardíaca (cardiopatía), mediante exámenes 
   como ecocardiografía o electrocardiografía.
* Enfermedad renal (nefropatía), mediante exámenes como 
   pruebas metabólicas básicas y análisis de orina o ecografía de los riñones.
* Tratamiento.

El objetivo del tratamiento es reducir la presión arterial de tal manera que tenga un menor riesgo de complicaciones.
Usted y su proveedor deben establecer una meta de presión arterial.

Si usted tiene prehipertensión, el proveedor de atención le recomendará cambios en el estilo de vida para bajar la presión arterial a un rango normal. Rara vez se utilizan medicamentos para la prehipertensión.

CAMBIOS DEL ESTILO DE VIDA.

Usted puede tomar muchas medidas para ayudar a controlar su presión arterial en casa, como:

– Consumir una alimentación cardiosaludable (saludable para el corazón), que incluya        potasio y fibra.
– Tomar mucha agua.
– Hacer ejercicio con regularidad, al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico por día.
– Si fuma, dejar de hacerlo.
– Reducir la cantidad de alcohol que toma a 1 vaso al día para las mujeres y 2 para los          hombres.
– Reducir la cantidad de sodio (sal) que consume. Intente consumir menos de 1,500 mg        por día.
– Reducir el estrés. Trate de evitar factores que le causen estrés y pruebe con meditación    o yoga para desestresarse.
– Mantener un peso corporal saludable

Por: Olivia Sirwani Garcia

 

Buena Alimentación

2 comentarios sobre “HIPERTENSIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s