Soy Detective

Marta DETECTIVE PRIVADO. Experiencias, pensamientos y reflexiones de una mujer detective.

Detective Profesión

¡¿Sí?, ¿en serio?!. ¡Vaya!. ¡Nunca lo hubiera pensado!. ¡No tienes pinta!
¡¿Qué no tengo pinta?!. ¡Pero vamos a ver señores!, ¡¿qué pinta tienen los detectives privados?! .¿Seguimos todavía con ese prototipo peliculero de la gabardina, la lupa y el sobrero de medio lado, periódico en mano con dos agujeros estratégicamente situados tras los que mirar?.
¡Pues no, señores y señoras, no! ¡Rotundamente no!.
Los detectives privados somos personas de aspecto corriente y moliente, de todas las edades, tallas y colores. Hay morenas estupendas y rubias metidas en carnes, jovenzuelos de aspecto atlético y cincuentones con barrigas cerveceras.

Bigotudos y barbilampiños, embarazadas, divorciados y solteras. Unos fuman y otros no, ¡vamos, que tenemos el aspecto de cualquiera de sus vecinos, de hecho es posible que alguno de sus vecinos lo sea y usted no lo sepa!. (Ahora le imagino repasando mentalmente a todos sus vecinos, observándoles por la mirilla, estudiando todos sus movimientos…¿quién será?¿Esa chica del cuarto que entra y sale a deshoras?¿El morenazo del segundo que nadie sabe a qué se dedica?).
Pero no se equivoque, aunque tengamos un aspecto corriente, no somos gente corriente. Tenemos ese no sé qué, que qué se yo, que nos hace diferentes al resto. ¡Y es que, cualquiera no puede ser detective privado!. Más allá de cuestiones formativas y administrativas, somos distintos, especiales.

Vemos la vida con objetividad, ¡lo que es, es y lo que no es, pues no es!. Necesitamos pruebas, no nos vale, me han dicho que…, yo creo… a mí me parece…, no, no, no, ¡o es, o no es!.
Tenemos una paciencia infinita para esperar, una intuición, perspicacia y tesón que no tienen paragón. Curiosidad por conocer, rapidez mental, creatividad y capacidad de observación.
Nuestros recursos para improvisar en cualquier situación nos sorprenden a nosotros mismos y nuestras dotes interpretativas, ¡que ya las quisiera para sí más de un mediocre actor!, mejoran cada día.

¿Y qué me dicen de la increíble resistencia para aguantar maratonianas jornadas de trabajo en soledad, en condiciones de escasa comodidad? ¡Eso sí nos distingue del resto!.
En pocos segundos pasamos de una espera serena en la que el aburrimiento nos viene a buscar y nos ronda sin parar, a la actividad más frenética en la que no tienes ni tiempo de pensar.
¿Y la flexibilidad física y mental? ¡Me río yo de los juncos! ¡Lo nuestro, lo nuestro sí es flexibilidad tanto para una postura en escorzo que nos permita grabar como para el cambio rápido de cualquier plan!
Y por si todo ello fuera poco, y ya les digo yo que sin duda hay mucho más, practicamos con nuestros clientes la empatía, la escucha activa y la proactividad, todo ello dentro de un marco muy profesional.

Lo dicho, los detectives privados tenemos un aspecto corriente pero ¡no somos gente corriente!.
¡Nos encanta nuestra profesión y por eso le ponemos tanta pasión!.

 

Marta DETECTIVE PRIVADO. Experiencias, pensamientos y reflexiones de una mujer detective.

 

Fotografía de Ciara Ríos

El Club del Ocio – Magazine

Un comentario sobre “Soy Detective

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s