Hablo de mí Vanesa Lillo

Hago de cada espacio mi casa, de la gente que voy conociendo mi familia, del trabajo mi vida, de los sueños un reto, caprichosa… …muy muy caprichosa…. con poca capacidad de adaptación al “no”….no soporto el “no””…competitiva, me encantan los abrazos, pero hay quien dice que los doy contenida. Los detalles y sonreír… es como esa liberación de la mañana, la sonrisa que estira mis músculos y permite avanzar en el día.

Finjo comprensión y evito que se me note que no llevo bien la frustración. Competitiva…. tanto que a veces me parece que esta vida es una carrera de fondo, que no me va a dar tiempo a terminar… ansiosa por conseguir… algo que suelo querer en el momento en el que lo deseo, con esa impaciencia que define una parte importante de lo que soy…. tímida… sí tímida… con una fobia inmensa a hablar en publico…

 

Soñadora (despierta, dormida)… soñadora…doy consejos que nunca me aplico, imperfecta (algo que me encanta), adicta a la ropa, a los perfumes, a las zapatillas, a la gente, a querer y que me quieran…

Creo que luchadora e insistente, con un corazón que se amolda a los malos momentos, he aprendido a cerrar algunas puertas y me motiva la idea de abrir muchas otras que me enseñen mundos distintos.

 

Escucho las canciones e imagino que es mi historia, una Peter Pan de la vida para muchos, con miedo a crecer y olvidar esa parte de mí con ganas de comerse el mundo.

Activa, inquieta, con unos nervios que mantengo encarcelados y que controlo mascando chicle… con un miedo permanente a perder, algo que muestro a través de una insistente necesidad de escuchar que todo va a salir bien.

Me enamora todo, un color, un sabor, un lugar, las personas valientes, las que marcan la diferencia… me enamoran las miradas, las palabras…

No quiero sumar personas, no creo en esa colección interminable de “me gustas”,,, porque hace tiempo que decidí que lo mas preciado que tenemos, es ese tiempo que me aterra malgastar,,, así que voy guardando segundos, minutos… como quien va consiguiendo pequeños tesoros… Necesito escribir y lo hago en exclusiva como vía de escape, como forma de dejar por escrito aquello que vivo, que me cuentan y muy pocas veces que me invento… Me gusta viajar, pero odio el momento de hacer las maletas… Estoy si me necesitas,,, aunque pueda perderme durante años y que no levante el teléfono para preguntar si sigues por el mundo…

Me cuesta despedirme…llevo mal echar de menos y nunca olvido a las personas que un día pasaron por mi vida, aunque decidieran no quedarse.

Lloro…y ha sido un gran esfuerzo por  parte comenzar a buscar los espacios, los tiempos y los motivos… siguen sin gustarme los chistes, hace tiempo que no leo y miento diciendo que todo se solucionara (lo hago mientras no tengo ni idea de que tendre que hacer para que eso ocurra).

Y sí, hace tiempo que asumí que no entro en el club social de los valientes, esa bonita especie en extinción, pero aqui ando… con 37 años fingiendo que lo tengo todo controlado y continuo creyendo en el amor, como el mas valioso de los tesoros a los que cualquier persona puede acceder, pero que en algunos momentos es costoso.

 

Vanesa Lillo, hablo de mí.

 

El Club del Ocio – Magazine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s